border-top: (nº >0)px double #f289c6; border-bottom: (nº >0)px double #f289c6; border-right: 0px double #f289c6; border-left: 0px double #f289c6; La Guinda de Limón : enero 2016

lunes, 25 de enero de 2016

Conociendo a nuestro bebé con Ecox4D

Ecox4D nos ha dado la oportunidad de conocer a nuestro bebé, de verle por primera vez su carita, a través de su tecnología EcoxSystem en ecografías 4D, que te ofrece mejor calidad de imagen.

En Ecox4D cuentan con un personal cualificado y profesional, que además está acreditado por la Asociación Española de Ecografía Emocional (AEEE) y lo que más me gusta, es que tienen un trato cercano y amable para cada familia que va a visitarles.

Tienen centros por toda la geografía española que se caracterizan sobre todo por ser centros confortables e íntimos, con una decoración muy cuidada. Puedes consultar tu centro más cercano pinchando aquí.

Sus salas están habilitadas para que los papás y acompañantes estén cómodamente sentados el tiempo que sea necesario para lograr ver al bebé en la pantalla.




La música relajante y una luz suave y tenue en color crean una atmósfera totalmente confortable, relajada y tranquila, en la que te encantaría llevarte todo el día y más, si estás viendo a tu bebé.

Éste fue un momento muy tierno

Mi Guinda disfrutó mucho de ver a su hermanito, de escucharle su corazón, tanto, que no paraba de darme besos en la manita. La verdad es que poder compartir con ella estos momentos, es grandioso, bueno, compartirlo y además que ella pueda vivirlos de manera conciente.

Os quiero contar una novedad, Ecox4D te da la posibilidad de compartir el momento de ver a tu bebé incluso con familiares que no estén en ese momento en la sala gracias a una webcam y a través de Skype. Así, si tienes familiares que viven en otros puntos geográficos también pueden conocer al nuevo miembro de la familia.




Nosotros fuimos al centro de Arturo Soria, allí nos recibía Lina, una profesional de pies a cabeza, cariñosa como ella sola. Nos explicaba lo íbamos viendo, aunque no pudimos ver mucho porque el pequeño estaba muy agustito debajo de la placenta y no se dejaba ver y mira que Lina lo intentó!  
No hubo manera, ésto fue lo máximo que conseguimos.



Hemos vuelto a ir, perdonad que no había mencionado este detalle, muy importante por cierto, en Ecox4D si no ves a tu bebé, si tu peque es un poco vergonzoso y decide no mostrarse, o se encuentra en una posición que dificulta que podamos reconocer su rostro y facciones, te da la oportunidad de volver con tu familia y amigos en el momento que lo desees. Repiten la sesión, hasta que puedas descubrir por primera vez la carita de tu bebé.

El jodío seguía metido debajo de la placenta, así que poco pudimos ver, después de un rato intentándolo, cambiando la postura, ésto es lo mejor que lo vimos.


Se nota la evolución, cómo ha cogido peso y en esta foto sale sonriendo, ainnnnns es que me lo como enterito! Qué ganas de abrazarlo!

Así que nos queda una última vez, esperemos que sea la última y que por fin podamos verle la carita a mi pequeño.

A pesar de que no le vimos claramente, la experiencia ha sido increíble, escuchar el sonido de su corazón, ver cómo se movía, mucho por cierto, verle partecitas del cuerpo, confirmamos que era niño jejeje, en ese ambiente tan confortable y familiar.
Hemos disfrutado muchísimo y estamos deseando volver.

A Lina, agradecerle de todo corazón su tiempo, sus ganas de hacernos vivir un momento inolvidable, su empatía y su cariño.



He tenido dos experiencias en dos sitios haciéndome las ecos 4D y sin duda, si tuviera un tercer embarazo, volvería a Ecox4D, lo recomiendo al 100%.




miércoles, 20 de enero de 2016

No puedo con el pellejo

Perdonad si no publico con la asiduidad habitual, pero literalmente no puedo ni con el pellejo, como se suele decir.

Hoy no traigo recomendación, ni DIY, ni moda, ... Hoy necesito vomitar y desahogarme con vosotros.


Tengo demasiados deberes, cada día de la semana un tema por hacer, un click por poner en mi lista de tareas: que si ginecólogo, peluquería de mi Guinda, baile, cumpleaños, ..., la casa, la comida, ... donde está el tiempo para mí?

Desde luego que cuando no es tu primer embarazo, la cosa cambia tanto. .. casi no tienes tiempo para descansar y ya no hablamos de momentos para ti de "ocio" como por ejemplo, ir al centro de estética! Casi me pueden confundir con la mujer lobo :-S.

Me está dando mucho miedo pensar en cómo será mi vida cuando nazca el bebé. ..Por Dios, qué será de mí!!!

Cuando acaba el día que es "mi momento " para dedicarle a La Guinda de Limón, investigar, escribir, ..., mi cabeza, mi cuerpo, están agotados, casi no quiero pensar, ni hacer nada y ésto me preocupa mucho, porque escribir en el blog es algo que me encanta hacer, pero estoy triturada. 

Perdonadme si no soy capaz de publicar con la asiduidad habitual, pero analizando la situación, tengo que reconocer que la culpa es mía, no hay más responsables que yo y el querer llegar a todo, y peor aún, permitir que "mis cosas" queden en segundo plano.

¿A vosotras os pasa igual? Necesito que me contestéis qué si, porque dicen que mal de muchos consuelo de tontos y así parece que no soy la rara que no sabe organizarse.
Aunque creo que la organización no es la clave para solucionar el problema, porque generalmente soy una persona organizada pero ese sin fin de tareas, me agobian, me estresan, ... la cuesta de enero, está siendo más cuesta que nunca, y no por lo económico, ya me entendéis.



Perdonadme si no soy capaz de publicar con la asiduidad habitual, a pesar de tener mil cosas que contaros.

Espero volver muuuuuy pronto!

Os mando un besazo y gracias por estar ahí.




viernes, 15 de enero de 2016

#MQM: Señorabuena

Generalmente cuando recojo a mi hija del cole, mientras vamos en el coche de camino a casa, solemos tener una conversación sobre el día, la comida, los amigos, etc.

Ésta semana en una de ellas, me soltó lo siguiente:

Guinda: Mamá, un niño me ha dicho en el cole "Yo soy más mayor que túuuu" (léase en tono de burla)
Yo: Y? Te ha molestado?
Guinda:
Yo: Bueno, pero si es mayor que tú, no pasa nada, que no te moleste.
Guinda: Pero sí me molesta.
Yo: Bueno, pues cuando te diga eso en ese tono le dices, "¿Sí? Enhorabuena!". Sabes lo que es enhorabuena?
Guinda: Sí, de boda. Cuando hay una boda se dice "Señorabuena"



Pero de donde habrá sacado esta niña esto!!!! Ayyyyy me quedo muerrrrrrrrrta!!! jajajajaja.

miércoles, 13 de enero de 2016

Ropa de cama para maxi cunas

Mi Guinda aún duerme en maxi cuna o cuna evolutiva, ya convertida en cama. En una ocasión ya os hablé de ella, puedes recordar aquí. Para mí es muy buena opción de ahorro y para que la transición cuna-cama sea más llevadera, por ser camas pequeñitas, bajitas que le facilitan el bajarse ellos solitos.

Camita con funda nórdica  de Ikea

Quizás el único inconveniente que he podido encontrar teniendo una maxi cuna es encontrar ropa de cama.
Cuando la compramos, la vestimos con lencería que compramos en la tienda de puericultura, 100% algodón muy bueno para la piel delicada del bebé pero con una pega, le salen bolitas y tienes que estar quitándolas si las lavas con otras prendas o lavarlas solas, con el consiguiente gasto de electricidad y de luz.

Una de las tiendas donde he comprado la ropa de cama ha sido Textura, tienen esta medida, con estampados preciosos y un tejido espectacular, suave, fácil de planchar, ... , me ha enamorado.

Ahora están de rebajas, así que puedes aprovechar en vestir su cunita así de bonita:







Alcampo ha sido otra de las tiendas encontradas para vestir la cama, tienen poca variedad en sus diseños, pero los tejidos son buenos y sobretodo el precio, es estupendo. Creo que obtienen la categoría BBB, Bueno, Bonito y Barato. En tienda su tienda on line encuentras poco y no puedes elegir las medidas, pero en tienda física encuentras más variedad.

Otro de los motivos por lo que estoy contentísima con mi opción de compra de una maxi cuna, es que alargas la vida de la ropa de cama, la inversión que haces comprándola siendo cuna, se alarga cuando la conviertes en cama.






lunes, 11 de enero de 2016

My wish list: Tumbona Swoon Up

Estoy preparando una Wish List de cositas que me gustan para mi bebé y una de ellas es la tumbona  Swoon Up de Babymoov.

La verdad es que para los cachivaches de los bebés soy bastante practica, prefiero sobre todo los artículos de puericultura que facilitan la vida de los papás, me parecen un acierto e intento que todo lo que entre en mi casa sea así.

Es por ello que hoy os voy a hablar de Swoon Up, una tumbona pensada para que el bebé también participe de la vida familiar, a la misma altura que los demás miembros de la familia. 

Las características de esta tumbona son las siguientes:
  • 2 alturas para 2 etapas de vida 
  • Sistema de plegado simple y único
  • Fácilmente transportable 
  • Mecedura natural 
  • Rotación del asiento a 360° 
  • Respaldo y base regulables independientemente con una mano


Posiciones de Swoon Up:



Sistema de plegado y transporte de Swoon Up:

¿Por qué m gusta tanto Swoon Up?

Además de porque sus características son un acierto, me parece una opción fantástica para tener cerca a tu bebé, para que no sufra tu espalda a la hora de cogerle en brazos, porque al principio pesan poco pero después..., además si tu espalda se quedó tocada durante el embarazo como fue mi caso, esta tumbona te lo pone más fácil,  también es estupenda para las mamás que han parido por cesárea, los primeros días son duros para hacer cualquier movimiento, lo digo por experiencia. 
Estar comiendo y tener a tu bebé junto a tí mirándote, la verdad es que no tiene precio.

A mí me requete encanta, me parece un must have. Cuando mi Guinda nació tuvimos algo por el estilo, pero desde luego no con la misma funcionalidad y comodidad para el bebé.

Puedes encontrar la tumbona en distribuidores de Babymoov, busca el tuyo más cercano aquí.

Y a tí, ¿Qué te parece la tumbona Swoon Up?

lunes, 4 de enero de 2016

Menos es más. No quiero una niña hiperregalada

Llega la semana en la que llegan los Reyes y con ella muchos padres agobiados con compras de última hora.

Tengo que confesar que a mí me ha pillado un poco el toro y además mi hija ha descubierto un juguete que le ha encantado a última hora y ... No hemos tenido más remedio que pedírselo a los Reyes.
¿En serio? O me estoy autoengañando, porque quiero darle todo lo mejor, todo lo que le gusta, hacerla feliz y que tenga unas navidades inolvidables, ah! Y no pecar de poco.

Una vez ví a un niño abriendo regalos, muchos regalos y al abrir el último, su mirada vacía preguntando: ¿Ya no hay más? 

Ese día me juré que cuando tuviera un hijo nunca jamás le consentiría esa reacción, pero como dice el refrán, "No se puede escupir para arriba que luego cae", en las navidades del año pasado, mi Guinda hizo lo mismo cuando abrió todos los regalos que le dejó Papá Noel en casa de los Abuelos de Huelva y casi muero de un infarto cuando la escuché, quise creer que fue porque aún no cumplió los tres y que era muy pequeña para entender. 
La verdad es que los regalos fueron un despropósito y luego vinieron los Reyes en nuestra casa y en casa de la otra abuela, en fin, la niña inundada en regalos.

Esta vez decidimos que se elegiría un máximo tres regalos en cada casa, que podrían venir o no. A ver que tal se da este año, porque me niego que mi hija sea una niña "hiperrregalada", sin darnos cuenta le hacemos un flaco favor, ya que no aprenden a valorar las cosas, no aprenden saber que no  se puede conseguir todo, no aprenden a jugar sin juguetes o a inventarse los suyos propios, se vuelven  inconformistas y en un futuro puede convertirse en frustración. 

Esta foto es de este fin de semana pasado, jugando con su juguete favorito, un caldero lleno de lazos que los extiende a modo de caminito por el pasillo o por cualquier parte de la casa.  Siempre juega con eso, le encanta! 


Otro toque de atención, otra moraleja que me ha enseñado mi hija, nosotros vueltos locos buscando muñecos de la patrulla canina o la casa de los cuentos de Pin y Pon que están casi agotados! Y la niña disfrta jugando con unos simples lazos, aún teniendo juguetes nuevos, sigue jugando con ellos.


A pesar de querer darles todo, lo mejor, ... muchas veces MENOS ES MÁS. 

¿Qué opináis?